Alexei Navalny recibe el Premio Sájarov 2021 del Parlamento Europeo 
 

Discurso del Presidente del Parlamento Europeo en la ceremonia de entrega del Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia 2021

 

CHECK AGAINST DELIVERY

Señoras y señores, 

Estamos reunidos hoy aquí para conceder el Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia a Alekséi Navalni. La silla vacía de este hemiciclo simboliza, una vez más, a un ganador privado de libertad. Para nuestro profundo pesar, Alekséi Navalni no puede estar hoy aquí con nosotros, porque está injustamente detenido en una prisión de la Federación Rusa.

Sin embargo, me siento muy honrado de tener con nosotros a Daria Navalni, la hija de Alekséi Navalni, que está aquí hoy para representarlo, y a su Jefe de Gabinete, Leonid Volkov. También está con nosotros Kira Yarmysh, responsable de prensa de Alekséi. En nombre del Parlamento Europeo, me gustaría darles la bienvenida y agradecerles su presencia.

Pero me gustaría invitarles ahora a ver juntos un vídeo que está dedicado al ganador del Premio Sájarov de este año.

Señoras y señores, 

2021 es el año del centenario de Andrei Sájarov. Su lucha pacífica por promover los derechos humanos y su valor al enfrentarse al represivo y brutal régimen soviético inspiraron el premio que hoy concedemos. 

Andrei Sájarov puede estar triste, pero también estaría orgulloso de saber que, más de 30 años después de la caída del comunismo, el premio que lleva su nombre se entrega hoy a Alekséi Navalni, su compatriota.

Si la tristeza puede estar motivada por el hecho de que hoy en día el régimen político ruso es culpable de reprimir a las organizaciones de la sociedad civil, de restringir la libertad de los medios de comunicación y de encarcelar a los opositores políticos, sin duda Sájarov estaría orgulloso de la determinación con la que Alekséi Navalni lucha por los derechos humanos y las libertades fundamentales. 

La valentía que ha demostrado Alekséi Navalni suscita asombro y admiración. Lo amenazaron, lo maltrataron, lo envenenaron, lo arrestaron, lo encarcelaron, pero no pudieron silenciarlo. Ha luchado incansablemente por el pueblo ruso, como activista anticorrupción, como candidato político y como bloguero y abogado. O lo que es lo mismo: la libertad de pensamiento y de expresión, se reconoce hoy aquí. 

Como dijo una vez, la corrupción prospera cuando no se respetan los derechos humanos. Y creo que tiene razón. La lucha contra la corrupción es también una lucha por el respeto de los derechos humanos universales; y es sin duda una lucha por la dignidad humana, el buen gobierno y el Estado de Derecho. 

Por defender estos principios, Alekséi Navalni fue privado de su libertad y casi perdió la vida. Es un preso político. En nombre del Parlamento Europeo, pido su liberación inmediata e incondicional.

Como cada año, también pido urgentemente la liberación de todos los demás ganadores del Premio Sájarov que siguen en prisión: Ilham Tothi, Nasrin Sotoudeh, Aymara Nieto y Raif Badawi. 

Sergei Tsikanousky y Mikalai Statkevich, dos de los galardonados en 2020, fueron condenados ayer injustamente por el régimen ilegítimo bielorruso a 18 y 15 años de prisión respectivamente. Una vergüenza. Entre los cientos de presos políticos de Bielorrusia hay cuatro ganadores del Premio Sájarov: Maria Kolesnikova y Ales Bialiatski. 

Otros ganadores del Premio Sájarov sufren acoso. Este es el caso del Dr. Mukwege, que se enfrenta a un alarmante aumento de la intimidación y las amenazas de muerte. También es el caso de Memorial, la organización premiada en 2009 y una de las voces más antiguas e importantes en la defensa de las libertades fundamentales en Rusia, que actualmente se encuentra en proceso de liquidación. 

En un mundo en el que los regímenes autoritarios y las fuerzas populistas atacan los derechos humanos y socavan las libertades fundamentales, todos estos galardonados con el Premio Sájarov, incluido Alekséi Navalni, nos muestran a todos, con su ejemplo, lo que significa no abandonar nunca la lucha por los derechos y las libertades. Son una fuente de inspiración para todos los que sueñan con una sociedad mejor y más justa, en Rusia y fuera de ella. El Parlamento Europeo no escatimará esfuerzos para apoyar sus batallas y protegerlas.   

Tanto yo como todo el Parlamento Europeo esperamos que llegue el día en que Alekséi Navalni pueda volver al Parlamento Europeo para recoger el Premio Sájarov en persona.

Señora Navalni, los diputados al Parlamento Europeo de todos los Estados miembros están presentes en el hemiciclo o conectados a distancia para escucharla. gracias.