Sassoli: "La democracia, la libertad y el Estado de Derecho no se negocian" 
 

Extractos del discurso del presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, ante el Consejo Europeo

El presidente Sassoli ha hecho un llamamiento en su discurso ante el Consejo Europeo a favor de una firme defensa de la democracia y el Estado de Derecho. Sassoli no estuvo presente físicamente porque sigue recuperándose de una enfermedad, por lo que el discurso se distribuyó a los Jefes de Estado y de Gobierno antes de la reunión.

El presidente de la Eurocámara, Sassoli, ha declarado:

"Hace unos días se pusieron en tela de juicio los cimientos jurídicos de nuestra Unión. No era la primera vez, por supuesto, ni será la última. Pero nunca antes se había cuestionado la Unión de forma tan radical. Creo que ustedes, y todos nosotros, debemos mantener un debate franco y abierto sobre la dirección que queremos dar a nuestra Unión".

"El pleno del Parlamento Europeo ha debatido este asunto. Hemos escuchado con mucha atención lo que el Primer Ministro Morawiecki tenía que decir, pero queremos subrayar que Polonia redactó las leyes europeas en vigor junto con el resto de nosotros. Hicimos estas normas juntos, por lo que no se puede hablar de que sean una imposición de la UE. La Unión Europea se basa en el respeto por parte de todos de los valores fundamentales y de las normas comunes, que todos hemos acordado voluntariamente observar juntos. Las y los europeos esperan que defendamos estos principios, y los ciudadanos de Polonia se han manifestado en gran número en Varsovia para recordárnoslo.

"Hemos adoptado juntos una ley europea que crea un estrecho vínculo entre la protección del presupuesto de la UE y el respeto del Estado de Derecho. Esta ley está en vigor y creemos que el procedimiento debe iniciarse ahora para proteger nuestro presupuesto y garantizar el respeto del Estado de Derecho. Por eso he pedido a los servicios jurídicos del Parlamento que remitan un caso al Tribunal para garantizar la debida aplicación de la legislación. No pretendemos eludir nuestro papel institucional en la defensa de los principios básicos en los que se basa la Unión Europea".

"Debemos tener muy claro que, aunque nuestra unidad se ve reforzada por nuestra diversidad, hay un aspecto de nuestro pacto europeo que no es negociable: nuestros valores de democracia, libertad y Estado de Derecho".

Sassoli ha continuado pidiendo más apoyo para las naciones en desarrollo de cara a la COVID-19:

"Podemos estar orgullosos del trabajo que hemos realizado para hacer frente a la pandemia. Desde el punto de vista sanitario, nuestro continente está ahora a la cabeza de la vacunación, con más del 75% de los adultos vacunados. Sin embargo, sabemos que esta cifra oculta importantes disparidades entre los Estados miembros. Estas disparidades pueden socavar la recuperación y el buen funcionamiento de nuestro mercado interior, por lo que aún debemos tomar medidas para solucionarlas.  Sin embargo, vistas a escala mundial, esas disparidades se vuelven enormes. Somos muy conscientes de que no se podrá poner fin a la pandemia hasta que la vacunación esté al alcance de todos los países del mundo, y especialmente de los más pobres. Sólo el 4% de los africanos están vacunados y COVAX solo ha recibido 85 millones de dosis, a pesar de que la Unión Europea y los Estados Unidos han prometido más de mil millones de dosis. Debemos comprometernos desde ahora a cumplir nuestra promesa de compartir las dosis de vacunas a través de COVAX o mediante el Mecanismo de Protección Civil de la Unión Europea, porque sabemos que nadie está a salvo hasta que todos estemos a salvo".

A continuación, Sassoli se ha referido a la próxima COP26 de Glasgow:

"Dentro de unos días, la COP26 se pondrá en marcha en Glasgow. El Parlamento espera que la Unión Europea reafirme su papel de liderazgo y dirija a todos los socios mundiales hacia objetivos claros y vinculantes -revisados al alza si es necesario- para seguir en línea con el Acuerdo de París".

"Sabemos muy bien que ser los mejores nunca nos permitirá por sí mismo provocar el cambio necesario para invertir el curso del cambio climático. Solo podemos hacerlo trabajando juntos, y la Unión Europea debe tomar el timón en esta transformación que define la era. Esto también significa ser totalmente fieles a nuestra palabra, en particular garantizando que los países en desarrollo reciban los 100.000 millones de dólares que necesitan para estar en el centro de esta transformación".

"Sabemos que, a medida que experimentamos estos importantes cambios medioambientales y digitales, no podemos permitirnos dejar a nadie atrás.  No podemos permitirnos elegir entre la justicia social y la transición ecológica".

Por último, subrayó la necesidad de que la transición verde se tenga en cuenta en la reforma de la estructura de gobernanza económica de la UE:

"Acojo con satisfacción la Comunicación de la Comisión sobre el futuro de la gobernanza económica tras la pandemia del COVID-19. Creo que deberíamos iniciar un debate público sobre las cuestiones planteadas en este documento. En particular, deberíamos estudiar juntos la posibilidad de prestar más atención a la sostenibilidad del gasto público y fomentar las inversiones verdes para que los Estados miembros puedan dedicar el gasto necesario al Green Deal y a la transición verde".

Discurso completo