Sassoli to EUCO: Europe needs a new project of hope 
 

Extractos del discurso del presidente del Parlamento Europeo ante el Consejo Europeo

En su discurso ante los jefes de Estado y de gobierno europeos, el presidente del Parlamento Europeo ha esbozado hoy tres principios clave que Europa debe seguir en su recuperación de la pandemia de la COVID-19.

El Presidente Sassoli dijo: 

"Europa necesita, en particular, un nuevo proyecto de esperanza. Creo que ese proyecto podemos construirlo en torno a tres ejes fuertes, un triple deseo de Europa compartido unánimemente por todos los europeos: el de una Europa que innova, una Europa que protege y una Europa que sirve de referente". 

Una Europa que, ante todo, innova 

"Necesitamos una innovación en todos los sectores, así como un sentimiento renovado de creatividad, para nuestras instituciones, para nuestras políticas, para nuestras formas de actuar e incluso para nuestros estilos de vida, ya que esto es lo que requiere la transición ecológica. La Conferencia sobre el Futuro de Europa debe ayudarnos a encontrar maneras de innovar para restablecer el sentido de un proyecto en el que todos los europeos se reconozcan". 

"Desde hace tiempo, el Parlamento viene defendiendo una propuesta concreta para que nuestras instituciones, a través del derecho a la iniciativa legislativa, sean más democráticas, más fuertes y más innovadoras,que consiste en dar al Parlamento un derecho de iniciativa legislativa. Nuestra Unión debe ser la primera en establecer normas que sirvan de modelo mundial para la regulación de nuevos sectores de la economía que, a día de hoy, son una jungla legislativa. Lo hemos hecho para proteger los datos personales, y ahora el mundo sigue nuestro ejemplo. Lo haremos —y ya ha llegado el momento— para los mercados digitales, a fin de que los gigantes digitales no legislen en lugar de los ciudadanos". 

"También tendremos que innovar nuestra financiación. EL Parlamento y los ciudadanos europeos esperan con impaciencia la publicación del paquete de recursos propios, que debería permitir a nuestra Unión completar su arsenal financiero de manera sostenible y reembolsar la deuda común. Nuestra credibilidad está en juego. Y estas innovaciones no nos librarán de adaptar nuestro marco financiero a los retos de nuestro siglo, reformando de manera realista el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de manera ambiciosa. Ya no podemos seguir comprometiendo nuestro futuro y el de nuestros hijos con la regla del 3 %". 

En segundo lugar, una Europa que protege

"Proteger a los europeos significa estar mejor preparados para responder a todas las crisis del futuro, ya sean medioambientales, económicas, diplomáticas o militares. Significa, en primer lugar, reforzar nuestra política común de seguridad y defensa para que podamos actuar juntos con mayor rapidez, y de forma más incisiva, cuando nuestros intereses se vean amenazados. Sé que éste será uno de los temas clave de la próxima Presidencia francesa, y eso es bueno". 

"Proteger a los europeos implica también actuar con determinación para integrar mejor nuestras políticas de migración y de gestión de las fronteras exteriores. También significa garantizar que todos y cada uno de los europeos puedan ganarse la vida con dignidad, sobre la base de unos salarios mínimos decentes y justos, y volvemos a pedir un compromiso ambicioso sobre esta cuestión".

"Por último, debemos encontrar respuestas técnicas y económicas eficaces en caso de crisis energética. Nadie en Europa debe ser abandonado a la pobreza energética, ni siquiera cuando los mercados mundiales se ven perturbados por las crisis internacionales. También en estos momentos críticos, la Unión tiene que encontrar soluciones audaces para mantener la seguridad de todos los europeos". 

Una Europa que ilumina a través de su modelo democrático 

"Más que resiliente, Europa debe volver a sentirse orgullosa de su modelo democrático. Debemos anhelar fervientemente que este modelo de democracia, de libertad y de prosperidad se expanda, que sea atractivo, que haga soñar no solamente a nuestros propios conciudadanos europeos, sino también a otras personas más allá de nuestras fronteras". 

"Espero que el próximo 9 de mayo, Día de Europa, participemos en una manifestación común, fuerte y unitaria, que dé fe de nuestro compromiso común para con el proyecto europeo y los valores y la civilización que este transmite". 

"Como ya habrán comprendido, mi discurso de hoy no se limita a los temas de actualidad de este momento. Me parecía importante aprovechar esta ocasión para llamar su atención sobre todas las lagunas del proyecto". 

Discurso completo